Scam: No caigas en las trampas

¿Has recibido un correo que parece demasiado bueno para ser verdad? Cuidado, podrías convertirte en una víctima del scam.

 

En Ligo, estamos comprometidos a brindarte toda la información necesaria para mantener tu vida financiera estable y en seguridad. Si bien es cierto, en Ligo contamos con ciertos métodos que fomentan mayor seguridad, también es importante que te mantengas informado personalmente. Es por eso que hoy tocaremos un tema sobre una de las tantas formas de fraudes que utiliza el engaño y la sorpresa para desfalcar: el scamming o scam. 

¿Qué es un scam? 

El término “scam” se deriva de la palabra “scammer”, en inglés, que literalmente significa estafador. Hoy en día es un término utilizado en la red para identificar un tipo de fraudes que suceden por esta misma vía. Consiste en los fraudes en los que un ciberdelincuente elabora una historia ficticia que enreda a la víctima y la engaña para robarle una cantidad determinada de dinero.

Este tipo de fraude se distingue por una premisa muy importante: el emisario promete cuantiosas ganancias futuras si se le ayuda a resolver un problema de forma inmediata, que siempre está condicionado al desembolso de una cierta cantidad de efectivo por parte del atacado.

¿Cómo identificar un scam?

Es importante navegar tus comunicaciones con mucho sentido común y estar atento a los correos de remitentes o no identificados, especialmente con los que contienen historias que parecen extraídas de telenovelas o películas. Estas historias por lo general vienen acompañadas de ofertas irresistibles ¿Te suena?

Si el receptor del mensaje se cree la historia y responde a la comunicación, se desencadenan una serie de contactos subsecuentes que también vienen como mensajes de texto SMS, WhatsApps e inclusive llamadas, que envuelven a la víctima con argumentos cada vez más personalizados y la llevan a la “realidad”, hasta que finalmente el delincuente obtiene lo que quiere y la víctima no puede recuperar su dinero.

¿Qué clases de scam existen?

el scam más utilizado es el “tipo económico” que utiliza el dinero como su argumento central pero existen otras clases que también tienen una forma de actuar:

Scam romántico

El scam romántico se fabrica a partir de la construcción de una relación personal con intenciones románticas. El estafador generalmente ataca desde apps de citas o páginas web para encontrar pareja y comienza a procurar a la persona, sin importar su preferencia sexual. Utiliza una identidad falsa (generalmente muy atractiva) y consigue estrechar lazos con la víctima elevando la comunicación, a un tono romántico.

El estafador logra establecer un lazo de confianza con la víctima, crea dependencia y generalmente después inventa una situación de emergencia donde necesita dinero de manera inmediata o plantea el financiamiento de un encuentro internacional, una vez registrado el depósito “cupido” desaparece para siempre.

Scam inmobiliario

Esta se basa en la oferta de espectaculares “oportunidades” de renta o venta, en zonas de gran prestigio a un precio más que accesible. Frecuentemente, los defraudadores alegan que los dueños de las propiedades están fuera del país, por lo que no les es posible concretar citas. Mientras la comunicación se hace más fluida y el interés por el inmueble crece, el delincuente se empeña en ganar la confianza de la víctima y apuran el cierre del “trato”, pidiendo que hagan depósitos en garantía para después esfumarse sin dejar rastro.

Scam por extorsión

Esta consiste en la amenaza de la supuesta posesión de material gráfico y privado de la víctima. Pero el engaño no se basa en una extorsión directa, los estafadores se hacen pasar por “buenos samaritanos” allegados a los “supuestos estafadores” que tratan de ayudar a la víctima para que estos materiales no salgan a la luz pública.
Te podría interesar…
Escríbenos : 954199209
icono whatsapp

¡Regístrate para disfrutar de este beneficio!

¡Uuy! Parece que aún no formas parte de la familia Ligo.
Únete aquí :)

¡Genial! Ya puedes comenzar a disfrutar de este beneficio. Recuerda que es válido hasta el 23 de agosto del 2020.

¡Ya estás registrado en este beneficio! Recuerda que es válido hasta el 23 de agosto del 2020.

Al participar aceptas los términos y condiciones del concurso